Trabajo en equipo, cómo potenciarlo

//Trabajo en equipo, cómo potenciarlo

Trabajo en equipo, cómo potenciarlo

By |2018-12-04T17:01:13+00:00septiembre 6, 2018|Consejos para pymes|0 Comments

El trabajo en equipo es una de las claves del éxito de cualquier negocio.

No es la primera vez en este blog  que decimos estas mismas palabras. El trabajo en equipo beneficia a tu empresa independientemente de su tamaño.

¿Por qué? Porque tres cabezas piensan mejor que una; se aumenta el sentido de pertenencia a un grupo y por lo tanto se alimenta la lealtad de una persona a la empresa; además los conflictos se resuelven antes y mejor gracias a la suma de talentos y habilidades…

Podríamos seguir enumerando los beneficios del trabajo en equipo porque son muchos y están más que demostrados por cientos de empresas en todo el mundo. Pero una vez formado el equipo hay que saber cómo potenciar su labor. En este artículo te daremos algunas claves para impulsar la colaboración entre las personas integrantes de un grupo laboral.

¿Sabías qué cada vez hay más reclutadores que reclaman la habilidad de trabajar en equipo?

El currículum no lo es todo. Hoy en día en cualquier proceso de selección de personal los candidatos han de demostrar su capacidad de compaginar su trabajo con el de otros. El motivo es que las empresas saben que la productividad de las mismas mejora notablemente.

El filósofo Ortega y Gasset decía que “todo es resultado de un esfuerzo. Solo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde”.

Es fácil extrapolar este pensamiento a la filosofía empresarial. Todos deben aportar su granito de arena a la consecución de un mismo objetivo, aportando su valor y conocimiento al talento de otros y reforzando así la productividad y el buen hacer laboral.

Ahora bien, ¿cómo se puede potenciar el trabajo en equipo?

Tomemos como referencia las cinco claves que Tom Peters, especialista en prácticas de gestión empresarial, estableció para que un equipo de trabajo tuviese un alto rendimiento: coordinación, comunicación, confianza, colaboración y compromiso.

Coordinación de talentos.

En un equipo de trabajo se unen muchos talentos. Cada integrante tiene una habilidad que debe de servir de apoyo a las de otros. De ahí la importancia de una buena organización. De nada sirve que cada uno siga su camino sin contar con el trabajo que están haciendo otros. Si quieres que tu grupo camine unido es preciso elaborar una estrategia previa en la que se definan todos los pasos que se deben dar antes de llegar a la meta. La planificación debe incluir un objetivo, recursos y una serie de tareas complementarias.

Comunicación fluida.

En más de una ocasión hemos insistido en lo importante que es para la empresa que existan unos canales de comunicación adecuados. ¿Cómo es posible si no que cada integrante del equipo sepa qué es lo que hay que hacer en cada momento? Hablamos de un diálogo que permita resolver las posibles dificultades en el desempeño de cualquier tarea. También de discusión ya que así sabremos la opinión de los demás sobre cualquier conflicto. Se trata, en definitiva, de potenciar la escucha y de enriquecer el proceso a través de los mensajes de los otros. No se trata de imponer una idea, si no de enriquecerla con los conocimientos que aportan los demás.

Confianza en los miembros.

Si te toca liderar un equipo no dejes que uno de sus miembros destaque por encima de los otros. Si no sigues este consejo lo único que conseguirás es que la desconfianza crezca entre sus integrantes. Es importante que todos sepan que su trabajo tiene el mismo valor que el de los demás. Invita a todos tus trabajadores a participar en las reuniones de grupo con el objetivo de que todos conozcan qué tienen que aportar los otros y de qué forman lo harán. Confiarán en ti y también en sus compañeros.

Colaboración del equipo.

Recuerda que un equipo se forma con la unión de varios talentos. Cada trabajador es especialista en un proceso pero este por sí solo no conseguirá llegar a la meta. Es preciso hacer comprender a tu grupo que un servicio o un producto es fruto de la unión de varios especialistas. Imagina que en breve saldrá a la luz la nueva web de tu empresa. Si quieres que tenga éxito el programador deberá colaborar con el diseñador y este a su vez con el equipo de marketing, que en todo momento estará en contacto con los especialistas en SEO para que la página se pueda posicionar bien.

Compromiso con el objetivo.

Haz que tu equipo se enamore de un mismo objetivo. El fin de la empresa debe ser el mismo para todos, su éxito. Para ello mantén reuniones periódicas con tu grupo en las que todos los miembros puedan transmitir sus opiniones o ideas. Descubre si existen necesidades que aún no han sido cubiertas o si se han generado conflictos por falta de comunicación. Todos los componentes de un equipo se sentirán integrados si se les trata con respeto y admiración.

¿Conoces alguna otra forma de fomentar el trabajo en equipo?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info.

Aceptar