Coaching ejecutivo. ¿Cómo podría ayudarte?

/, liderazgo/Coaching ejecutivo. ¿Cómo podría ayudarte?

Coaching ejecutivo. ¿Cómo podría ayudarte?

By |2018-12-02T17:04:06+00:00octubre 23, 2018|Gestión pymes, liderazgo|0 Comments

Que levante la mano la persona que nunca ha oído hablar del coaching ejecutivo, un término que en los últimos años parece que se ha puesto de moda en muchos campos profesionales. Pero ¿sabemos en realidad qué significa el coaching? En la EEC (Escuela Europea de Coaching) nos lo explican: “Coaching es el arte de hacer preguntas para ayudar a otras personas, a través del aprendizaje, en la exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de sus objetivos“.

El coaching está relacionado con el liderazgo, con el crecimiento personal y con el entrenamiento de ciertas habilidades. Durante este proceso el coach (entrenador, conductor o guía) ayuda a otros a potenciar ciertas habilidades o aptitudes con el objetivo de mejorar a nivel profesional o personal.

¿Puede esta disciplina ayudarnos en la empresa? Sí, a través del denominado coaching ejecutivo.

¿Qué es el coaching ejecutivo?

Para explicar este término acudimos una vez más a los expertos, en este caso vinculados a la empresa. Desde la OBS Business School lo definen como una disciplina dirigida a profesionales de la administración y de la gestión de empresas. Su objetivo principal es potenciar el talento y la capacidad ejecutiva de las personas que lideran un proyecto profesional.

Como vemos esta disciplina está íntimamente ligada al liderazgo. El fin es transformar el entorno de trabajo para mejorar el rendimiento de un equipo y entregar las herramientas necesarias que faciliten la resolución de conflictos dentro de la empresa, incluso en momentos en los que se desarrollan crisis.

¿Por qué es importante apostar por el coaching ejecutivo?

Podemos agrupar sus beneficios en dos grandes bloques.

A nivel individual aporta:

· Mejoras en las relaciones con el equipo que lidera una persona.

· Al impulsar el liderazgo sirve de inspiración para los trabajadores.

· Ayuda a resolver conflictos a nivel laboral.

· Potencia el talento y las habilidades del líder (en este caso hablamos tanto del director de un equipo como de un alto cargo).

· Ayuda a generar y mantener el compromiso dentro de un equipo de trabajo.

· Permite ganar confianza y seguridad a la hora de dar pasos arriesgados.

Desde el punto de vista  de la organización o de la empresa estos son algunos de sus beneficios:

· Mejora el rendimiento del equipo al beneficiarse este de la capacidad resolutiva del líder.

· En los casos en los que el liderazgo está diluido dentro de la empresa, este tipo de entrenamiento permite la formación de un líder que sea capaz de tomar decisiones o de articular cambios beneficiosos para los objetivos de la compañía.

· Ayuda a la resolución de aquellos conflictos que impiden a la organización alcanzar sus metas.

· Permite establecer estrategias más adecuadas para el buen funcionamiento de la empresa.

· Los profesionales que forman parte de un equipo verán cómo sus carreras reciben un nuevo impulso gracias a las acciones del coaching ejecutivo.

Las fases del coaching ejecutivo

El proceso depende de quién ejerza de coach pero en todo entrenamiento existen unas fases comunes.

· Uno de los pasos más importantes es determinar los objetivos. Nos referimos a las necesidades y expectativas concretas tanto de la persona que va a ser formada como de la empresa para la que trabaja. ¿Qué queremos lograr? ¿Cuál es el horizonte al que nos dirigimos con este entrenamiento?

· Es preciso que exista una fase de evaluación en que se determinen ‘los puntos débiles’ que deben ser tratados y reforzados.

· Tras las fases de evaluación y de recogida de objetivos es preciso establecer un plan de actuación en el que determinen las acciones que se deberán llevar a cabo para llegar a las metas establecidas.

· Análisis de resultados tras la implementación de las acciones diseñadas con anterioridad.

Cualidades de un coach

· Debe ser capaz de detectar las necesidades de la persona con quién va a trabajar.

· La empatía es determinante a la hora de ‘entrenar’. Sin ella es imposible ayudar al futuro líder a potenciar sus habilidades o cualidades.

· Mantener una posición neutral.

· Una buena comunicación es clave en todas las fases del proceso. El coach debe saber expresarse con sencillez, claridad y sobre todo de forma atractiva.

· Todas las actuaciones deben estar encaminadas a reforzar la autoconfianza del líder.

El coaching no es un proceso curativo. Cómo se ve esta profesión en España

Según la Asociación Española de Coaching esta disciplina no se basa en terapias curativas. Se trata de “una disciplina que nos acerca al logro de objetivos permitiéndonos desarrollarnos personal y profesionalmente. Es una competencia que te ayuda a pensar diferente, a mejorar las comunicaciones que mantienes y profundizar en ti mismo”.

Los responsables de Asesco aseguran que en España esta profesión todavía está en fase de evolución. El 60% de los coach que actúan en nuestro país llevan ejerciendo su labor menos de tres años. Nos encontramos pues ante una realidad totalmente desconocida para muchos empresarios. A pesar de estos datos cada día hay más compañías que contratan estos servicios profesionales con el objetivo de entrenar las habilidades de gestión de los directivos que lideran sus equipos.

Cómo empresario, ¿qué crees que puede hacer el coaching ejecutivo por tu negocio?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info.

Aceptar