Descuento de pagarés sin recurso. Ventajas y procedimiento
16804
post-template-default,single,single-post,postid-16804,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Descuento de pagarés sin recurso. Ventajas y procedimiento

Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

En anteriores artículos de nuestro blog hemos comentado la importancia del descuento de pagarés para las pequeñas y medianas empresas que necesitan obtener liquidez de forma inmediata. El número de negocios que elige esta opción para financiarse crece día a día y por eso en Finanzarel hemos creado una serie de posts en los que explicamos las ventajas que ofrece esta modalidad tanto para las pymes como para los inversores. Hoy nos centramos en el descuento de pagarés sin recurso.

¿Por qué el descuento de pagarés es un método eficaz para pymes y emprendedores?

Una de las principales preocupaciones para las pequeñas empresas españolas es la de no disponer del dinero preciso para su negocio por culpa de los impagos o por las dificultades que supone acceder a los créditos bancarios. El descuento de pagarés, ya sea con recurso o sin él, consigue solventar estas tensiones de tesorería a corto y medio plazo.

Además:

– Permite ahorrar tiempo. Gracias a las plataformas de Invoice Trading como Finanzarel los interesados obtienen una respuesta a su solicitud en un plazo máximo de 24 horas.

– Los costes son más reducidos que en la financiación tradicional.

– La vinculación con la plataforma acaba en el momento en que la operación finalice.

– No figura en el riesgo bancario de CIRBE. Por ello es compatible con otros tipos de financiación bancaria.

¿Qué diferencia hay entre los descuentos de pagarés con y sin recurso?

Como ya hemos explicado en otras ocasiones a través de este blog, el descuento de pagarés permite adelantar el cobro de trabajos sin necesidad de esperar al vencimiento del mismo. Gracias a él las pymes y freelance pueden aliviar las tensiones de tesorería de forma rápida y a bajo coste. En el caso de los pagarés con recurso el beneficiario es quien asume el riesgo de los impagos por parte de su cliente. Si este no abona lo que debe llegada la fecha del vencimiento, el titular de la empresa tendrá que abonar el importe correspondiente a la entidad de descuento.

No sucede lo mismo en la modalidad sin recurso. En este caso, el beneficiario puede descontar su pagaré sin asumir ningún riesgo. Este se traslada a la entidad o plataforma que realiza el descuento.

Seis ventajas del descuento de pagarés sin recurso

– El beneficiario no asume el riego por impago o insolvencia de los deudores. Es la entidad financiera la que deberá hacer frente al cobro en el caso de que este no se produzca en el plazo establecido.

– Las operaciones son individuales. Es decir, la empresa elige qué pagarés quiere descontar. No tiene porque vincular toda su facturación como suele suceder con las compañías aseguradoras.

– Mejora los ratios de balance.

– Se reducen los costes ya que la empresa solo utiliza este recurso cuando lo necesita. De esta forma no deberá pagar una prima por toda su facturación.

– Esta opción ofrece una garantía del total de la factura, incluido el IVA.

– La operación no queda reflejada en el historial crediticio de la empresa.

¿Y cuál es su principal inconveniente?

El coste de esta modalidad es mayor que en el caso del descuento de pagarés con recurso. El motivo es muy sencillo: el beneficiario no asume en ningún momento el riesgo por impago de su cliente. Es la plataforma que descuenta el pagaré quien lo hace.

Procedimiento para el descuento de pagarés

Las nuevas tecnologías han revolucionado el sector financiero. Gracias a ellas en los últimos años han aparecido numerosas plataformas digitales que ofrecen productos o servicios que abaratan los costes de las operaciones financieras. El descuento de pagarés es uno de ellos. Te explicamos cómo se hace a través de una entidad clásica y cómo lo hacemos en Finanzarel.

A través de una entidad financiera tradicional

– Primero se presenta la factura del producto o servicio que se va a cobrar así como el pagaré.

– La entidad bancaria adelanta el dinero a la empresa cobrando una comisión por ello.

– La venta del pagaré se puede hacer sin recurrir  a una línea de descuento. Pero en muchas ocasiones los bancos la exigen para poder hacer la operación con ellos.

– El tiempo que emplea el banco antes de aprobar una solicitud suele ser más bastante más amplio que en las plataformas online.

A través de Finanzarel

– El primer paso es el registro en nuestra plataforma. El proceso es tan sencillo que la empresa interesada solo invertirá 15 minutos en él.

– El tiempo de respuesta es notablemente menor que en el caso de una entidad financiera tradicional. En 24 horas se estudia la petición y se da una respuesta a la empresa interesada.

– Tras aprobarse la operación, el beneficiario comenzará a recibir las ofertas de los inversores. El sistema de subastas de Finanzarel permite que la empresa interesada consiga el mejor precio.

 

Después de todas las ventajas expuestas ¿tienes claro por qué es beneficioso para ti acudir a nosotros para descontar tus pagarés?

Foto por Freepik