Anticipo a proveedores y Anticipo de clientes ¿Qué son y cómo se contabilizan?
17874
post-template-default,single,single-post,postid-17874,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
anticipo a proveedores

Anticipo a proveedores y Anticipo de clientes ¿Qué son y cómo se contabilizan?

Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

El anticipo a proveedores y el anticipo de clientes son dos figuras financieras que se utilizan de forma habitual en operaciones de compra-venta.

¿Qué son, cuál es su finalidad y cómo se contabilizan dentro del plan de nuestra empresa?

Estas son algunas de las dudas más frecuentes que iremos desgranando a lo largo de este artículo.

Anticipo de clientes ¿Qué es y cuál es su finalidad?

El anticipo a clientes ocurre cuando un cliente nos solicita la compra de un producto/s o la contratación de un servicio/s determinado y como empresa, le solicitamos que nos adelante una parte del importe total de esta venta.

Esta es una de las opciones que tenemos cuando recibimos una orden de compra que no podemos asumir, pero hay otras opciones.

Esta cantidad será descontada de la factura total una vez  el cliente nos abone el pago definitivo.

¿Cuál es entonces la ventaja de solicitar un anticipo a clientes?

Pues en primer lugar, el hecho de recibir un anticipo nos garantiza el cobro de una parte del pedido o compra y además implica un compromiso por parte del comprador.

Ejemplo de anticipo a clientes:

Imaginemos que nuestra empresa fabrica envases reciclables. Un cliente nos hace un pedido de 1.000 envases. Dado el volumen del pedido decidimos exigirle que nos adelante un 30% del importe total de la factura.

Esta cantidad que recibimos es un “anticipo de clientes” y cuando el cliente me pague el total descontaremos esta parte entregada a cuenta.

Lo mismo ocurre si nuestra empresa en lugar de vender productos comercializa servicios.

Imaginemos una empresa de Diseño Gráfico que se dedica entre otra cosas a hacer páginas web. Si un cliente le encarga hacer una web para su marca, podemos pedirle por adelantado un porcentaje del total.

De esta forma podremos comenzar a trabajar en el proyecto minimizado el riesgo de impago final. También en este caso sería un anticipo de clientes.

¿Anticipo de clientes con IVA o sin IVA?

Todos los anticipos de clientes llevan asociado el devengo del IVA. Esto quiere decir que tendremos que tener en cuenta este impuesto a la hora de realizar el apunte contable.

En los ejemplos anteriores, cuando la empresa reciba el anticipo del cliente, tendrá que contabilizar el IVA repercutido que corresponda. El porcentaje de IVA a aplicar será el que corresponda a cada venta.

¿Cómo se realiza el asiento contable?

La cuenta que se utiliza es la 438  “Anticipos de clientes” y su movimiento será el siguiente:

Importe Recibido 57 Cuenta de Tesorería a Anticipos de clientes 438 Base Imponible
a H.P. IVA repercutido 477 Importe IVA

 

Se abonará por el importe recibido en efectivo, con cargo a la cuenta que corresponda del subgrupo 57.

Se cargará por las remesas de mercaderías y otros bienes a los clientes, con abono, por lo general, a cuentas del subgrupo 70.

Anticipo a Proveedores ¿Qué es y cuál es su finalidad?

El anticipo a proveedores ocurre cuando como empresa hacemos un pedido de productos o una contratación de servicios a un proveedor. La cantidad que entreguemos por adelantado, formará parte del importe de la compra total.

¿Por qué puede ser bueno para nosotros adelantar una parte del pago al proveedor?

Pues porque de esta manera nos estamos garantizando la mercancía o la prestación de servicios por su parte. Al entregar una dinero a cuenta, el proveedor se compromete a hacer efectivo el pedido y el importe que entreguemos, será descontado de la factura total a pagar.

Anticipo a Proveedores ¿Con IVA o sin IVA?

Al igual que en la eso anterior, el anticipo a proveedores lleva asociado el devengo del IVA y habrá que tenerlo en cuenta para el apunte contable.

Si como empresa pagamos un anticipo a proveedores, tendremos que contabilizar el IVA soportado que nos corresponda.

Ejemplo de anticipo a Proveedores

Siguiendo con los casos mostrados en el anticipo de clientes, imaginemos que somos nosotros ahora los que realizamos el pedido a la fábrica de envases reciclables. Adelantaremos a la fábrica el 30% del importe total del pedido y esto supondrá para nosotros un anticipo a proveedores.

En la hipótesis del diseño gráfico, si encargamos la creación de una página web para nuestro negocio y adelantamos una parte del dinero, esto será también un anticipo a proveedores y tendremos que contabilizarlo como tal.

¿Cómo se realiza el asiento contable?

Su forma será la opuesta a la del asiento de anticipos de clientes y las cuentas a utilizar también serán distintas.

En la parte del Haber reflejaremos de qué cuenta ha salido el dinero para realizar el anticipo (caja, banco, etc) y en la parte del  Debe pondremos la parte relativa a la base imponible y el IVA

En el haber del asiento queda reflejado de qué cuenta se ha salido el dinero para el anticipo (la de tesorería que corresponda: caja, banco…) y en el debe se distingue la parte que corresponda a la base imponible y al del IVA.

Base Imponible 407 Anticipos a Proveedores
Importe IVA 472 H.P. IVA soportado a Cuenta de Tesorería 57 Importe pagado

Recuerda que:

La denominación de estas cuentas es “anticipo de clientes” y “anticipo a proveedores” y no “anticipo a clientes” o “anticipo de proveedores”.

Anticipamos dinero a provedores y recibimos anticipos de nuestros clientes

¿Te ha resultado útil este post?

Si esa sí, nos encantaría que los compartieses con tus contactos

 

 

Designed by Freepik