La reincorporación al puesto de trabajo tras el período vacacional supone un importante problema para muchos empleados. Los trastornos asociados al estrés postvacacional ponen en peligro el rendimiento de muchos de ellos por no saber cómo gestionar la vuelta a la rutina laboral. El funcionamiento de la empresa se puede ver afectado en mayor o menor medida y por eso es de suma importancia que los empleadores apliquen medidas que faciliten la transición.

El último informe de Bizneo HR asegura que 6 de cada 10 españoles sufrirán estrés cuando retomen sus empleos tras las vacaciones. Un dato alarmante que deja entrever otra realidad: la mayor parte de los trabajadores se sienten infelices en su puesto. Pero existen una serie de medidas que se pueden adoptar para evitar que esta transición no sea tan traumática. En este artículo exponemos alguna de ellas.

¿Necesitas una financiación para tu empresa? De forma inmediata y con las mejores condiciones. ¡Solicítalo ya!

El 60% de los españoles sufre estrés tras las vacaciones

Ansiedad, fatiga, dificultades para adaptarse o malestar son algunos de los síntomas asociados al estrés postvacacional. La reincorporación al puesto de trabajo tras las vacaciones supone un problema para 6 de cada 10 españoles. Un dato que pone de manifiesto otro hecho: 8 de cada 10 personas se sienten infelices con su empleo.

Factores que influyen en el estrés y la depresión postvacacional

Según el informe de Bizneo HR la ansiedad tras la vuelta de las vacaciones obedece a diversos factores:

  • los puestos de trabajo no están adaptados a las necesidades del trabajador
  • la falta de retos y planes para su carrera
  • retribuciones insuficientes
  • falta de flexibilidad
  • problemas para conciliar la vida profesional con la personal

Todos estos factores influyen para que el 80% de los encuestados reconozcan que no son felices en sus puestos de trabajo. Además, 7 de cada 10 trabajadores se sienten molestos con el hecho de que sus empleadores no reconozcan estos problemas.

“Conocer y abordar a tiempo este tipo de problemas resulta fundamental para evitar complicaciones mayores, sobre todo cuando los síntomas se alargan más de dos semanas”, asegura Jonathan Dias, director de Marketing de Bizneo HR.

El malestar causado por el estrés postvacacional repercute directamente en la productividad y rendimiento del empleado. «Los trabajadores satisfechos son hasta un 15% más productivos», aseguran desde Bizneo HR.

Síntomas que permiten identificar la depresión postvacacional

Cuando el malestar se alarga más tiempo del normal, el estrés postvacacional puede derivar en otras enfermedades como la depresión o el síndrome de Burnout. Es preciso estar atento a los síntomas:

  • ansiedad
  • malestar general
  • apatía
  • dificultades a la hora de concentrarse en las tareas
  • taquicardia
  • sudoración
  • cambios de humor
  • bajo rendimiento

Trabajamos para que tengas una financiación que se adapte a tus necesidades. 100% online. Más información

Recursos de la empresa para facilitar la vuelta al trabajo de sus empleados

Existen diversas medidas que el empresario puede adoptar para evitar que el estrés posvacacional derive en una depresión con graves consecuencias para la salud del trabajador.

  1. Alargar la jornada intensiva.
    Durante el verano algunas empresas imponen jornadas intensivas con horarios de 7 a 14.00 o de 7 a 15.00 horas. Muchos convenios establecen un período de tres meses para las mismas. Es aconsejable aumentar su duración por las ventajas que ofrece tanto para la compañía como para el trabajador: ahorro de costes, mejoras en la conciliación, aumento de la productividad, reducción del absentismo, etc.
  2. Fomento de la conciliación.
    La vuelta a la rutina laboral supone un cambio radical en nuestros hábitos. Pasamos de estar la mayor parte del tiempo con nuestra familia a dedicar muchas horas de la jornada al trabajo. Por ello es conveniente que la empresa establezca medidas que ayuden a conciliar la vida personal con la laboral. El teletrabajo es una de ellas.
  3. Practicar deporte
    Aunque no todas las empresas disponen de instalaciones para que sus empleados hagan deporte siempre hay formas de ayudar a los trabajadores a reducir el estrés a través de la actividad física. Una solución puede ser llegar a acuerdos con gimnasios próximos a la empresa para que los empleados puedan hacer ejercicio.
  4. Aumentar los beneficios sociales
    ¿De qué forma? Pues estableciendo convenios con guarderías, restaurantes o locales de ocio para que los trabajadores puedan disfrutar de sus ventajas.
  5. Establecer contacto con los trabajadores unos días antes de la vuelta al trabajo.
    No se trata de hacer reuniones para establecer las tareas del nuevo curso. El objetivo es mostrar interés por la situación del trabajador y conocer sus necesidades de cara a la nueva temporada laboral.
  6. Establecer junto a tu equipo nuevos objetivos y retos.
    Los trabajadores se sentirán más motivados si ven que los responsables de sus puestos cuentan con ellos a la hora de planificar los objetivos de los próximos meses. Se trata de implicar a los profesionales en las necesidades de la empresa de forma que sientan que forman parte de ella.

Como empresario, ¿has puesto en práctica alguna de estas medidas? ¿Qué soluciones ha adoptado tu empresa para evitar el estrés postvacacional de los trabajadores?

Foto Creativeart – www.freepik.es