¿Qué es el open banking y qué beneficios implica para los clientes?

//¿Qué es el open banking y qué beneficios implica para los clientes?

¿Qué es el open banking y qué beneficios implica para los clientes?

By |2019-05-30T11:48:20+00:00mayo 30, 2019|Categories: fintech|Tags: , , , |0 Comments

El sector financiero español se encuentra ahora mismo en un proceso de cambio que afecta tanto a la banca tradicional como a las empresas del sector fintech y a los consumidores. El 14 septiembre de este año entrarán en vigor las medidas establecidas por la directiva europea de servicios de pago, conocida como PSD2, en la que se regula el llamado open banking o la apertura de la información bancaria a terceros a través de APIs (interfaces de programación de aplicaciones en abierto).

¿Qué es el open banking y qué implica la directiva europea que lo regula?

La directiva europea PSD2 busca, además de proteger a los consumidores, impulsar la competencia y favorecer la aparición de nuevos modelos de negocio en internet. Desde hace algún tiempo la transformación digital ha obligado al sector bancario tradicional a dirigir su mirada hacia las empresas del sector fintech y a los nuevos productos y servicios que estas ofrecen a sus clientes.

Con el open banking, el propietario de la información financiera será el cliente y los procesos se desarrollarán de forma más ágil. Según explica la asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) en su informe AEFI Voice “las entidades serán más rápidas a la hora de ofrecer sus productos y tendrán que apoyarse en start ups con desarrollos tecnológicos mucho más avanzados. Este nuevo entorno regulatorio generará procesos de integración, con tomas de decisiones automatizadas para optimizar los recursos de las empresas”.

Beneficios para particulares y pymes

· La nueva normativa europea obliga a los bancos a permitir el acceso a terceras empresas a las cuentas de sus clientes. La ventaja está en que se sitúa al consumidor en el centro del negocio, ofreciéndole mayor protección y, sobre todo, la posibilidad de acceder a servicios personalizados que se adapten mejor a su perfil y necesidades.

· Tanto los particulares como las pequeñas y medianas empresas podrán realizar sus gestiones de comercio electrónico de manera más fácil y ágil. Por ejemplo, las pymes tendrán la posibilidad de integrar las cuentas bancarias pertenecientes a diferentes entidades en la misma aplicación.

· Al estar los datos integrados en una única plataforma se minimiza el riesgo de que se produzcan errores.

· Las empresas tendrán una visión más clara y gráfica de cómo es su estado financiero.

· Los costes de determinados servicios se abaratarán.

Cómo funcionan las APIs

Las APIs (o interfaz de programación de aplicaciones en abierto) son aplicaciones que actuarán como ‘puente de comunicación’ entre el banco y las empresas proveedoras de servicios financieros autorizadas por el cliente para acceder a su información bancaria. Para que el traspaso de datos sea seguro las APIs deberán exigir medidas de autenticación reforzada en todas las transacciones que se realicen.

Las principales entidades bancarias españolas ya han desarrollado, o están empezando a hacerlo, sus propias APIs. En este proceso están trabajando BBVA, Santander, Caixa Bank o Bankia. Son conscientes de que todos los procesos relacionados con el open banking les permitirán adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores ofreciendo productos y servicios adaptados a la era de digitalización.

Aclarando dudas

El concepto del open banking es relativamente nuevo para los clientes de la banca tradicional, por ello aclaramos algunas de las dudas que puedan surgir con respecto a la autorización de acceso a los datos o los costes que puede implicar.

· ¿Cómo se controla el acceso a la información? Según la directiva PSD2 los bancos pueden permitir el acceso a la información de sus clientes siempre y cuando estos lo autoricen de forma expresa. Los proveedores de servicios deberán estar registrados en el Banco de España.

· ¿Se puede cancelar el acceso a los datos? Sí, de dos formas. La primera es ir a la aplicación y retirar el consentimiento directamente allí. La otra manera es ponerse en contacto con el banco y trasladarles el deseo de que no permitir más el acceso a sus datos. El cliente elige cuándo y durante cuánto tiempo se puede tener acceso a sus datos.

· ¿Hasta qué punto es seguro? Es normal que algunos clientes se muestren reticentes a la hora de compartir información relativa a sus movimientos bancarios, pagos con tarjetas o sobre su patrimonio. Pero este debe de saber que en ningún caso está obligado a compartir todos estos datos. Además, las aplicaciones que se utilizan en el open banking deben de tener unos sistemas de seguridad aprobados.

Foto de negocios creada por Snowing – www.freepik.es
 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info.

Aceptar