¿Por qué es tan importante que tu empresa tenga un plan estratégico?

//¿Por qué es tan importante que tu empresa tenga un plan estratégico?

¿Por qué es tan importante que tu empresa tenga un plan estratégico?

Existe un arma prácticamente infalible para cualquier empresa que busque el camino más corto hacia el éxito. Se llama plan estratégico y gracias a él muchas compañías han podido dibujar con acierto sus objetivos a corto, medio y largo plazo utilizando los recursos humanos y técnicos precisos para la consecución de los mismos.

Actuar de manera improvisada según aparezcan las oportunidades o las amenazas no es una estrategia que, a la larga, le de buenos resultados a la empresa. Es preciso elaborar una hoja de ruta que marque el camino de los diferentes departamentos que componen una compañía. Esta es la única manera que hay para adaptarse con éxito a los vaivenes del mercado y las nuevas exigencias o necesidades de un consumidor cada vez más exigente.

¿Necesitas liquidez para tu negocio? Te ofrecemos financiación alternativa flexible, rápida y al mejor precio. ¡Quiero liquidez!

Ventajas de plan estratégico empresarial

Cuando una empresa elabora detalladamente su plan estratégico lo que hace es analizar su situación actual (posición en el mercado, ventajas y desventajas con respecto a su competencia, balance de los medios técnicos y humanos con los que cuenta), establecer sus objetivos a medio y largo plazo y organizar sus recursos de forma óptima para que estos se cumplan.

Ventajas

  • La empresa está mejor preparada ante la llegada de posibles crisis.
  • Se pueden controlar mejor los riesgos.
  • La toma de decisiones es más sencilla ya que siguen una hoja de ruta previamente establecida.
  • La coordinación de los departamentos es más eficaz.
  • Puede descubrir oportunidades de negocio que sin un análisis exhaustivo del mercado no sería posible ver.
  • El plan estratégico le permite a la empresa optimizar los recursos de los que dispone.

Características de plan estratégico bien hecho

  • Las tareas a realizar por cada departamento de la empresa deben estar perfectamente definidas en el plan.
  • Los objetivos marcados se deben poder traducir en cifras.
  • Todos y cada uno de los proyectos que se van a realizar se deben designar a profesionales concretos.
  • Las fechas también son importantes. Cada tarea debe tener un plazo asignado para su realización.

¿Cuáles son las principales etapas de un plan estratégico empresarial?

La denominación de las etapas depende de quien sea el autor o experto que las defina pero todo plan estratégico debe de seguir una serie de pasos.

Análisis interno: quién eres, a dónde te diriges y con qué cuentas.

Si no conoces cómo funciona tu empresa difícilmente podrás establecer un plan que permita su permanencia en el futuro. El primer paso de cualquier análisis es saber cuál es el objetivo de la compañía. Dentro de este es importante definir tu misión (o razón de ser de tu empresa), tu visión con respecto a su futuro y los valores que defiendes y quieres proyectar hacia el exterior.

A continuación, es preciso realizar un análisis exhaustivo de la situación interna de la empresa, tanto a nivel financiero como de recursos técnicos y humanos. En esta fase es importante que la auditoría interna de tu compañía se fije en aspectos como su presencia en los medios online y la reputación de marca que tiene.

Análisis externo: cuál es tu posición dentro del mercado.

Tras el examen de la situación interna en la empresa, es preciso conocer su posición dentro del mercado. Para ello es muy importante el análisis DAFO: Debilidades, Amenazadas, Fortalezas y Oportunidades.

A través de este análisis podrás conocer qué ventajas tiene tu empresa frente a la competencia y también sus puntos débiles frente a la misma. Solo así se podrán elaborar las estrategias más adecuadas para la consecución de los objetivos.

Ofrecemos liquidez para Pymes y Autónomos. Tenemos una amplia experiencia en el sector financiero. Saber más

Objetivos y estrategias.

Después de conocer cómo está nuestra empresa a nivel interno y de saber su posición en el sector en el que compite, llega la hora de establecer unos objetivos concretos y una serie de estrategias que nos permitan llegar a ellos. El método SMART hace una clasificación de los objetivos teniendo en cuenta una serie de características.

  • Estos deben de ser específicos. Los objetivos se tienen que definir de manera muy clara sin que quepa lugar a dudas sobre lo que la empresa quiere conseguir.
  • Medibles. Es preciso que se puedan cuantificar mediante cifras.
  • Alcanzables. La meta de una empresa tiene que ser realista.
  • Relevantes. Si los objetivos que establecemos dentro de nuestro plan de empresa no son importantes para la misma difícilmente esta podrá alcanzar una buena posición dentro del mercado.
  • Temporales. Las fechas también son importantes. Cada objetivo debe de tener un plazo para su ejecución.

No te olvides de la evaluación.

De nada sirve un plan estratégico si dentro del mismo no establecemos los mecanismos precisos que nos permitan ver si se ha cumplido o o con los objetivos. Para ello hay que identificar los métodos de evaluación que se seguirán cada cierto tiempo. Una vez realizados los análisis se podrán cambiar aquellas estrategias que no están teniendo éxito y reforzar aquellas otras que está logrando que nuestra empresa sea más competitiva.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info.

Aceptar