Después de las transferencias, el pagaré es el medio de pago más utilizado por las empresas en nuestro país. Es por ello que en el post de hoy queremos darle todo el protagonismo a esta excelente herramienta comercial explicando su definición, los tipos que hay y cuándo puede ser cedido o descontado.

¿Qué es un pagaré?

Es un documento de pago oficial y seguro mediante el cuál una persona física o jurídica se compromete a pagarle a otra una cantidad determinada de dinero en un plazo de tiempo preestablecido.

Pagaré a la Orden y no a la orden ¿Cuál es su diferencia?

Los pagarés pueden ser emitidos a la orden y no a la orden. En caso de que el pagaré sea no a la orden debe de venir especificado este texto en el propio documento con las palabras «No a la orden».

La principal diferencia entre un pagaré a la orden y no a la orden radica en su posibilidad de cesión a través del endoso.

Los pagarés son medios de pago que sirven para aplazar el desembolso de dinero en el instante y preservar la liquidez. Si hacemos una compra grande a un proveedor en lugar de hacer efectivo el pago en el momento podemos emitir un pagaré.

En él nos comprometeremos a pagarle a nuestro proveedor la cantidad del pedido en una fecha determinada.

Ventajas de los pagarés a la orden

Si emitimos un pagaré a la orden, nuestro proveedor podrá descontar ese pagaré por endoso a otra persona o entidad recibiendo así el adelanto del dinero y ganando también él liquidez.

Puede ocurrir que el beneficiario del endoso sea una persona o empresa en concreto. De ser así además de firmar el pagaré por su parte de atrás, tendremos que escribir la frase «páguese a XXX». Si endosamos un pagaré especificando el destinatario, nos aseguramos de que solo esta persona pueda cobrarlo.

Un pagaré emitido no a la orden no podrá cederse a un tercero por endoso. La única forma de transferirlo será mediante una cesión de crédito que es una operación más compleja, lenta y costosa que el endoso.

La cesión de un pagaré no a la orden debe ser comunicada obligatoriamente al que lo emitió mediante burofax o ante notario. Es precisamente por esto que los pagarés no a la orden resultan menos atractivos y más costosos.

Las entidades financieras no abonan el importe de un pagaré descontado no a la orden hasta tener la confirmación de que el emisor y firmante del efecto ha recibido la notificación de su cesión. De esta forma se elimina todo riesgo de impago.

Por todo lo comentado, los pagarés a la orden presentan ventajas sobre los no a la orden, porque además su cesión por endoso no tiene porque ser notificada a nadie.

Reclamo por vía ejecutiva

Los pagarés a la orden presentan la posibilidad de reclamarlos por vía ejecutiva en caso de impago. Esto transmite una seguridad y un cobro más rápido que en los pagarés no a la orden cuyo receptor no tiene esta posibilidad.

¿Qué ventaja tienen entonces los pagarés no a la orden?

Tienen una ventaja tributaria ya que no están obligados a pagar por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados por lo que al estar libres de timbres, se produce un ahorro de costes.

Descuenta tus pagarés en Finanzarel

En Finanzarel hemos dado con una nueva fórmula de descuento de pagarés para financiar el circulante de tu negocio que ya ha beneficiado a muchas empresas.

Los pagarés se descuentan en nuestra bolsa de inversores para que puedas obtener el mejor precio. 100% online y un plazo de 24 horas.

4 Pasos para el descuento de pagarés en Finanzarel

1- Decide los pagarés a descontar

No solo decidirás que pagarés quieres descontar sino también a que precio lo harás. Importe desde 3.000€ a 1.000.000€

2- Financiación sencilla e intuitiva

La financiación se ofrecerá en función de la capacidad crediticia de tus clientes. Una vez aceptados en menos de 24 horas conseguirás la financiación que necesitas.

3- Descuenta al mejor precio

En cuanto tu pagaré entre en la bolsa de inversores, ellos se pondrán a pujar y competir por ofrecer el mejor precio para su descuento.

4- Financiación exenta de CIRBE

Esta opción te permitirá cubrir tus necesidades de financiación de circulante sin tener que recurrir a otras fuentes, aportar garantías personales ni consumir riesgo bancario. El descuento de pagarés en Finanzarel no figurará en tu balance por lo que tendrás más libertad para poder combinar esta fuente con otras bancarias.

Si el descuento de pagarés es una operación recurrente en tu modelo de negocio y estás cansado de las condiciones rígidas y abusivas de los bancos, prueba la finaciación a medida desde nuestra plataforma.

En cualquier momento y desde cualquier lugar.

¿Te gustaría conocer lo que piensan las empresas que ya han descontado sus pagarés con nosotros?

Más información aquí