Licencias Bancarias: Fintech y Banca Tradicional

/, Financiación/Licencias Bancarias: Fintech y Banca Tradicional

Licencias Bancarias: Fintech y Banca Tradicional

By |2019-08-20T07:51:33+00:00agosto 16, 2019|Categories: Economía, Financiación|Tags: , , , , |0 Comments

Banca tradicional, empresas fintech, entidades financieras, entidades de dinero electrónico, a día de hoy coexisten en la economía diferentes empresas cuya actividad se centra en la gestión emisión, distribución y reembolso de dinero. La duda surge en el tipo de licencias que cada una de ellas necesita para poder ejercer esta actividad.

¿Qué tipos de licencias bancarias existen? ¿Necesitan las fintech la misma licencia que la banca tradicional? ¿Cómo es el procedimiento de su solicitud? ¿Qué entidad es la encargada de concederlas?

¿Necesitas anticipar pagos a tus proveedores? El Confirming que te beneficia a ti y no a los bancos. ¡Solicítalo ya!

¿Qué es una licencia bancaria?

Una licencia bancaria es un requisito legal e imprescindible para todas aquellas empresas cuya actividad se centra en gestionar el dinero de terceras personas físicas o jurídicas. Sin duda, es la más complicada de conseguir.

Una vez obtenida, la entidad puede reconocerse oficialmente como bancaria.

Pero como veremos más adelante, no todas las entidades que realizan operaciones financieras necesitan este requisito para poder ejercer su actividad.

¿Cuál es el organismo encargado de conceder una licencia bancaria?

Desde el mes de noviembre de 2014, el organismo encargado de autorizar o rechazar licencias bancarias para entidades de crédito en cualquier país de la zona euro es el Banco Central Europe (BCE).

Sin embargo, este no opera en soledad sino que lo hace en perfecta sintonía con el Banco de España (en el caso de nuestro país), que actúa como primer filtro para la presentación de la solicitud en Europa.

Aunque el Banco de España es el que emite la autorización administrativa oficial, será el Banco Central Europeo el responsable de tomar la decisión de concesión.

¿Una vez concedida la licencia, la empresa puede operar en toda Europa?

Si, ya que cuando el Banco Central Europeo concede la licencia, la empresa obtiene lo que se conoce como «pasaporte comunitario», esto significa que puede llevar a cabo su actividad en cualquier país de la zona euro.

Entidades financieras y licencias necesarias

Dentro de las entidades financieras es necesario diferenciar dos grandes grupos:

1- Entidades de crédito

2- Entidades con otro tipo de actividad financiera

Entidades de Crédito

Dentro de las entidades de crédito se encuentra el sector más clásico de la economía compuesto por las entidades bancarias tradicionales (BBVA, Santander Caixabank, Sabadell, etc), las cajas de ahorro y las cooperativas de crédito.

Todas tienen la particularidad de que son las únicas que pueden recibir fondos de los clientes que posteriormente serán reembolsables cumpliendo con las condiciones acordadas. Es el caso de los depósitos o las cuneras remuneradas. Como comentamos al principio del artículo, este es el tipo de licencia más complejo de conseguir.

Entidades con otro tipo de actividad financiera

Existen entidades cuya actividad principal se centra por ejemplo en prestar dinero. Es el caso del Crowdlending. En estos casos, para ejercer no es necesario obtener una licencia bancaria. También hay otras entidades que realizan funciones similares o complementarias a los bancos sin llegar a serlo. Cada una de ellas estará regulada por una normativa específica.  Analicemos las principales:

* Establecimientos financieros de crédito; son empresas especializadas en la concesión de créditos y préstamos al consumo. También pueden ofrecer otro tipo de operaciones como tarjetas, avales o leasing. Es el caso de Cetelem, Cofidis, etc.

* Entidades de dinero electrónico; se encuentran actualmente en pleno auge debido a los cambios en los hábitos de consumo y la forma de pago. Pueden emitir, distribuir y reembolsar el dinero de sus clientes de forma electrónica. También ofrecen la posibilidad de vincular medios de pago como tarjetas para que el usuario realice sus compras online a través de la plataforma. Un conocido ejemplo sería Paypal.

* Entidades de pago; son aquellas cuya actividad se centra en prestar servicios de pago. Los usuarios pueden abrir una cuenta, ingresar y retirar dinero así como realizar transferencias y pagos a través de tarjetas. Un ejemplo sería la Americam Express.

* Sociedades de garantía recíproca; se trata de entidades sin ánimo de lucro cuya misión principal es ofertar avales a las pequeñas y medianas empresas para contribuir a la concesión de sus operaciones financieras. Afila, Sogarpo, serían algunos ejemplos.

* Establecimientos de cambio; son empresas especializadas en compra venta de moda extranjera.

Existen más empresas de este estilo, aunque las nombradas son la principales. El elemento común que tienen todas ella es que el dinero es su principal recurso de negocio.

Ofrecemos a sus proveedores la posibilidad de anticipar sus facturas de forma inmediata. Saber más

El caso de las Fintech

Dentro de las empresas fintech existen también dos grupos diferenciados:

— Challenger Banks: cuentan con licencia de crédito y pueden realizar las mismas actividades que cualquier banco tradicional. El dinero que se deposita en ellos está protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos.

— Neo banks: estas empresas actúan bajo una licencia de dinero electrónico. También en este caso las personas que confían en depositar aquí su dinero están salvo ya que para obtener su licencia de actividad han tenido que pasar numeroso filtros de garantía.

El Fintech ha supuesto una revolución para el sector financiero tal y como lo conocíamos hasta ahora, pero cada tipo de empresa está regulada por una normativa concreta con la necesidad e su licencia correspondiente.

Vector creado por studiogstock – www.freepik.es
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info.

Aceptar