La Inteligencia Artificial en los servicios financieros

//La Inteligencia Artificial en los servicios financieros

La Inteligencia Artificial en los servicios financieros

La inteligencia artificial (IA) no solo está cambiando nuestra forma de relacionarnos con el entorno, también ha permitido la llegada de productos y servicios que facilitan al cliente final de una empresa su relación con la misma. En el sector financiero existen numerosos ejemplos de todo ello: asistentes virtuales, bots que gestionan los gastos de una compañía o que facilitan operaciones de comercio electrónico, entre otros.

En otras palabras, el futuro de las compañías que ofertan servicios financieros pasa necesariamente por la incorporación de la IA a su estructura productiva y también comercial. De hecho, los expertos creen que para el año 2020 el 85% de las interacciones con las entidades financieras se realizarán a través de chatbots.

¿Qué son los chatbots?

Gracias a la inteligencia artificial los chatbots se han convertido en asistentes virtuales capaces de mantener una ‘conversación’ con el cliente con el fin de resolver sus dudas, aportar información o realizar ciertas gestiones. Su uso ya es generalizado en la mayor parte de las compañías que ofrecen servicios financieros.

En el caso de las entidades tradicionales, los chatbots han sido muy útiles como herramientas de adaptación al nuevo entorno digital y también como armas para recuperar el poder competitivo que estas habían perdido con la llegada de las empresas del entorno fintech.

¿Qué ventajas aportan los chatbots a los servicios financieros y a sus clientes?

  • Mejoran la experiencia del cliente por lo que las empresas eliminan las trabas que impiden su fidelización. Gracias a los chatbots los usuarios pueden recibir respuestas de forma inmediata lo que supone un importante ahorro de tiempo.
    La facilidad con la que se pueden realizar ciertas gestiones aumenta mucho el nivel de satisfacción del consumidor.
  • Además de poder realizarse desde cualquier sitio y a cualquier hora del día, los procesos se simplifican de forma significativa. Los consumidores disponen de un asistente las 24 horas del día al que le pueden realizar una consulta o pedir una gestión desde cualquier dispositivo digital.
  • A nivel comercial también suponen una ventaja para las empresas ya que los usuarios pueden comparar una gran variedad de productos y finalmente adquirir el que mejor se adapte a sus necesidades.
  • La recopilación de datos por parte de los chatbots permite ofrecer a los clientes productos personalizados. Cuanta más información recopile mejor será la respuesta que dará a los usuarios
  • Los chatbots mejoran la eficiencia de las entidades vendedoras de productos financieros ya que automatizan ciertos servicios, ganando así en rapidez y eficacia. Por otra parte, los empleados que antes se dedicaban a tareas de asesoramiento o información podrán dedicar su tiempo y sus recursos a otro tipo de labores profesionales dentro de la empresa.
  • Además de asistentes virtuales, los chatbots pueden ser utilizados por los propietarios de empresa para gestionar los gastos de la misma.

El futuro de los chatbots

Según un estudio publicado por la consultora Gartner en el año 2020 el 25% de las operaciones relacionadas con el servicio al cliente se realizarán a través de un chatbot. El vicepresidente de la compañía, Gene Álvarez, cree que su proceso de expansión es imparable ya que las empresas que usan este tipo de tecnología han visto como se reducían “hasta un 70%” las consultas realizadas a través de llamadas, chats o correo electrónico.

Además, gracias al machine learning las interacciones con los usuarios serán más complejas por lo que la experiencia de los mismos mejorará de forma notable. Pero para que eso suceda es preciso que ‘aprendan’ a interactuar de manera distinta según el cliente con el que ‘conversen’.

¿Qué otras soluciones aporta la inteligencia artificial a las empresas de servicios financieros?

Creación de perfiles de crédito.

Hay empresas que ya están utilizando la inteligencia artificial y el análisis de datos para confeccionar perfiles de crédito a partir de la información que aportan los usuarios de la red. De esta forma, las compañías reducen los riesgos que implica la concesión de créditos y ahorran tiempo y dinero al no tener que contratar a terceros para obtener la información que precisan.

Prevención de fraudes.

Muchas empresas ya están utilizando herramientas basadas en IA para prevenir los fraudes a través de las tarjetas de crédito.  Gracias al uso de las nuevas tecnologías de análisis también es posible evitar las suplantaciones de identidad.

Asesoramiento.

Gracias a la inteligencia digital se han podido desarrollar aplicaciones que indexan y analizan información financiera que luego es suministrada a los usuarios. De esta forma, los clientes pueden detectar nuevas oportunidades de negocio en los mercados.

¿Conoces otras aplicaciones de inteligencia artificial para las empresas de servicios financieros?

Vector de fondo creado por starline – www.freepik.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info.

Aceptar