El ratio de deuda EBITDA, factor clave para la toma de riesgo

//El ratio de deuda EBITDA, factor clave para la toma de riesgo

El ratio de deuda EBITDA, factor clave para la toma de riesgo

Para cualquier modelo de negocio es imprescindible conocer si la estrategia que está implantando para la consecución de su objetivo va por buen camino. Para ello solo existe una alternativa, medir sus resultados, ¿pero cómo medir? ¿cuáles son los indicadores fiables para una buena toma de decisiones?

El EBITDA es uno de ellos y a él queremos dedicarle el post de hoy. ¿Por qué es importante conocerlo e identificarlo y a qué se debe la polémica que lo envuelve?

¿Necesitas un anticipo de facturas? En menos de 24 horas y al mejor precio posible. ¡Solicítalo ya!

¿Qué es el EBITDA y por qué es importante para la empresa?

El EBITDA es un indicador financiero cuyas siglas provienen del inglés (“earnings before interest, tax, depreciation and amortization”), y proporciona información sobre los beneficios de la empresa antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones.

Podría traducirse como un indicador del beneficio bruto de explotación antes de deducir los gastos financieros. Dicho de otra forma, nos da muchas pistas acerca de la rentabilidad que están generando los proyectos de la empresa y de su solvencia sin considerar aspectos financieros y fiscales.

Cálculo del EBITDA de forma simple

Se calcula a partir del resultado de explotación, es decir, del beneficio antes de deducir impuestos e intereses. A continuación habría que sumarle gastos y provisiones por depreciaciones y amortizaciones.

Su formulación sería la siguiente:

EBITDA= Ventas – (costes-gastos operativos)+gastos de depreciación + gastos de amortización

Siendo las ventas los ingresos procedentes de actividades ordinarias y los costes, los que proceden de las ventas

Ejemplo:

Imaginemos una empresa que cuenta con unos ingresos de 500.000€ y sus gastos de administración y costes de ventas han sido, respectivamente, de 50.000€ y 75.000€. A mayores, los costes por depreciaciones y amortizaciones que ha practicado en este ejercicio tienen un valor de 20.000€.

El Cálculo del EBITDA sería: 

Ingresos  500.000€
– Gastos de administración 50.000€
– Costes de ventas 75.000€
EBIT 375.000€
+ Depreciación y amortización 20.000€
EBITDA 395.000€

¿Cómo interpretar el EBITDA?

En rasgos generales, si el EBITDA de un proyecto es positivo quiere decir que está siendo rentable y si es negativo todo lo contrario. Si nos guiamos única y exclusivamente por este indicador sería motivo suficiente para descartar la viabilidad de un determinado proyecto.

Factores a tener en cuenta en su interpretación:

*El EBITDA no debe de ser utilizado para medir la liquidez con la que cuenta la empresa ya que además de obviar depreciaciones y amortizaciones, tampoco tiene en cuenta el valor de las ventas, compras o gastos que todavía no se han hecho efectivos.

*Como no tiene en cuenta el endeudamiento de la empresa, un resultado alto de EBITDA puede implicar un alto grado de apalancamiento reduciendo el potencial verídico de la empresa para obtener beneficios.

  • Al no tener en cuenta las amortizaciones productivas tampoco tiene en cuenta las inversiones que se realizan para mantener la actividad del negocio en ningún periodo de tiempo.

Principales ventajas del indicador EBITDA

A pesar de que muchos analistas critican la utilización de este indicador ya que al obviar gastos financieros y fiscales su resultado no es real, sí que se utiliza mucho ya que aporta información sobre la capacidad que tiene la empresa para generar beneficios si consideramos únicamente su actividad.

Dos son las principales ventajas del EBITDA:

1- Ofrece una imagen real de cuál es el flujo de dinero del que dispone la empresa para hacer frente a los diferentes pagos por deudas.

2- Resulta muy útil para hacer comparaciones del historial de la empresa a lo largo de su trayectoria.

Accede a al financiación que estás buscando al menor coste financiero posible. Saber más

El EBITDA también envuelto en polémica

A pesar de todo lo comentado, es cierto que el EBITDA tiene grandes carencias con respecto a la interpretación del éxito o fracaso de una empresa o proyecto y además se le acusa de facilitar el maquillaje de datos con el objetivo de ocultar la verdadera situación de la empresa.

Hay empresas que lo han utilizado como indicador financiero mostrando un valor positivo del mismo para dar la imagen de buenos resultados, cuando en realidad ocultaban pérdidas por valores superiores a los de este índice.

Hay alguno economistas que sarcásticamente han bautizado a este índice como «ganancias antes de engañar al auditor»

La conclusión que deducen los analistas de este índice es que el EBITDA por sí solo no es un indicador suficiente para evaluar si un proyecto es o no rentable. Esto no quiere decir que deba ser descartado sino que lo ideal es apoyar su resultado con otros indicadores complementarios que tengan en cuenta variables sensibles.

Foto de negocios creada por katemangostar – www.freepik.es
 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info.

Aceptar