La correcta administración de los recursos económicos de una empresa, sea cual sea su tamaño, determinará su rentabilidad a medio y largo plazo. El presupuesto financiero es una herramienta altamente eficaz para alcanzar los objetivos propuestos en cualquier plan de negocio.

En este artículo explicamos las claves a tener en cuenta para la elaboración de un presupuesto que permita gestionar de forma eficaz los gastos e ingresos de cualquier compañía.

¿Necesitas un anticipo de facturas? En menos de 24 horas y al mejor precio posible. ¡Solicítalo ya!

¿Qué es un presupuesto financiero?

A través del presupuesto financiero la empresa realiza una predicción certera de los gastos e ingresos de la misma. El objetivo final es que la compañía administre de forma eficaz los recursos con los que cuenta de modo que garantice su supervivencia y crecimiento futuro.

Duración.

Para que un presupuesto sea realmente eficaz la previsión de los gastos y de los ingresos debe ser anual. Si se elabora para un plazo de tiempo más largo, este puede perder su eficacia. Eso sí, es importante evaluarlo de forma semanal o mensual.

Objetivos.

El primero y más importante es asegurar el crecimiento de la empresa. Pero hay más (aunque todos ellos se pueden agrupar dentro del primero).

  • Ayudar a tomar decisiones relativas a contratos, compras de equipamientos, activos, préstamos, etc.
  • Analizar el flujo de efectivo del que dispone la empresa con el fin de saber si se pueden cubrir los gastos y/o financiar nuevos proyectos.
  • Evitar las posibles pérdidas de capital, sobre todo en los casos en los que los ingresos de la empresa sean más bajos de lo normal.
  • Analizar y planificar los picos y los valles estacionales. De esta forma, la empresa se puede adelantar a las posibles pérdidas de capital y establecer estrategias para evitarlas.

Tipos de presupuestos financieros

A la hora de elaborar un presupuesto financiero es preciso tener en cuenta tres variables.

Presupuesto de efectivo

Este tipo de presupuesto pone el foco en el efectivo del que dispone la empresa para desarrollar su actividad. Para las pequeñas y medianas empresas es de suma importancia saber exactamente con qué capital cuentan ya que no siempre tienen capacidad para comprar a crédito.

A través de él la empresa puede conocer de manera exacta las entradas y salidas de dinero. Eso sí, en este presupuesto solo se registra la cantidad de dinero real del que dispone una compañía, no las cuentas que tiene por pagar.

Es un presupuesto muy dinámico ya que el flujo de efectivo de la empresa varía continuamente. Todos los cambios deben quedar reflejados en él.

Balance presupuestado

Se trata de la suma de otros muchos presupuestos: producción, nóminas, etc. Para su elaboración es necesario pedir información a todos y cada uno de los departamentos que forman parte de la empresa.

Presupuesto de gastos de capital

Los gastos de capital también son conocidos como gastos operativos, es decir, aquellos que la empresa debe realizar para asegurar el correcto funcionamiento de la misma. En ellos se puede incluir la compra de maquinaria, inmuebles, equipos, etc.

A la hora de elaborar este presupuesto es preciso recordar que estas compras implican grandes sumas de dinero pero que son activos que también van a durar varios años.

Accede a al financiación que estás buscando al menor coste financiero posible. Saber más

Cómo elaborar un presupuesto financiero eficaz

El primer paso siempre es calcular el presupuesto operativo, que es donde se describen las actividades que generan ingresos a la empresa. Gracias a él la compañía podrá prever otros factores como las ventas o los gastos de producción.

Una vez establecido este, la empresa debe tener en cuenta una serie de elementos que le permitirán calcular de forma correcta su presupuesto financiero:

  • Pronóstico de ingresos. Para su elaboración es preciso mirar atrás y revisar el histórico de ganancias que ha tenido la empresa.
  • Pronóstico de gastos. Es de vital importancia que la empresa calcule lo que necesita gastar para que esta desarrolle su actividad con normalidad.
  • Plan estratégico. Para que el presupuesto sea eficaz y realista es necesario conocer cuáles son los objetivos de la empresa a medio y largo plazo.
  • El presupuesto de cada uno de los departamentos de la empresa. Cada área debe especificar sus gastos específicos en infraestructuras, producción, personal, etc.
  • Las revisiones. De nada sirve realizar un presupuesto anual si este no cumple con los objetivos previstos. Es preciso revisar cada poco tiempo cuáles han sido los gastos y los ingresos reales y ver si han cumplido con los pronósticos.
  • Gastos eventuales. Es decir, aquellos gastos con los que la empresa no contaba previamente. Es importante destinar una partida para ellos dentro del presupuesto anual de la compañía.

 

Como empresario, ¿te has encontrado con alguna dificultad a la hora de elaborar el presupuesto de tu compañía?

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay