El cliente moroso: ¿Cómo enfrentarte a él?
17486
post-template-default,single,single-post,postid-17486,single-format-standard,vcwb,vcwb-ver-2.11,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0

El cliente moroso: ¿Cómo enfrentarte a él?

Intentar cobrar las facturas de un cliente moroso es una de las pesadillas más habituales entre los autónomos y los propietarios de pequeñas o medianas empresas. El problema acaba afectando a la salud financiera del negocio impidiendo su crecimiento y, en algunos casos, provocando su cierre.

Según la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) los plazos medios de pago se han reducido en los últimos tres años pero todavía se mantienen lejos de los 60 días que establece la Ley 3/2004.  En el sector privado la media fue de 77 días durante el 2016 y en el público de 71 (en este sector la regulación establece un plazo inferior, en concreto de 30 días).

Aunque las cifras han mejorado, el problema está muy lejos de resolverse. Por este motivo, desde Finanzarel te explicamos una serie de medidas que te ayudarán a combatir los impagos de los clientes morosos.

¿Qué dice la legislación sobre la morosidad?

Según el último informe publicado por la PMcM (realizado a través de una encuesta en la que participaron más de 700 empresas) el 29% de los empresarios desconoce en qué consiste la legislación actual contra la morosidad. No es de extrañar entonces que los impagos de las facturas sigan siendo un importante lastre para autónomos y pymes.

Algunos datos a tener en cuenta

  • El Consejo de Ministros aprobó hace unas semanas la modificación del Real Decreto del 25 de julio de 2014 por el que período medio de pago a proveedores por parte de las Administraciones Públicas comenzará a computar a partir de la aprobación de las facturas. El plazo máximo de pago de las AA.PP. sigue siendo de 30 días.
  • En el caso del sector privado el plazo máximo para el pago es de 60 días.
  • La ley contempla la posibilidad de reclamar intereses de demora e indemnizaciones por los costes de cobro pero en la mayoría de los casos no se solicitan por miedo a que los cobros se retrasen aún más.
  • Existe una proposición de ley para que se implante un régimen sancionador contra la morosidad. Las multas podrían ir de los 60 a los 829.000 euros.

 

Cuatro recomendaciones a la hora de enfrentarte a un cliente moroso

La prevención es el mejor sistema para no tener que lidiar con un cliente que no puede o se niega a pagar las facturas. Antes de entablar una relación comercial debes de conocer muy bien a la persona o empresa con la que pretendes trabajar. Comprobar su solvencia o contratar un seguro de crédito son dos buenas soluciones para evitar problemas en el futuro. En el caso de que la prevención no funcione, sigue estos consejos.

1. Averigua los motivos del impago

Deberás poner a punto tu capacidad de diálogo y negociación para averiguar los motivos del impago. Puede suceder que tu cliente no disponga de liquidez en ese momento pero que su intención sea la de pagar. En ese caso deberás ser flexible y buscar alternativas como el fraccionamiento de la deuda.

2. Piensa en la negociación con el moroso como en un negocio más

Cuando reclames tu deuda deja a un lado el sentimiento de culpa y también el deseo de mantener una confrontación. Mantén abierto el diálogo e insiste. Lo importante es cobrar, así que mantén la paciencia y el deseo de venganza ante los tribunales. En ocasiones utilizar la vía judicial puede ser más perjudicial y costosa.

3. Cartas certificadas

Si la negociación con tu cliente fracasa pídele a tu abogado que redacte y envíe una carta certificada a este en la que se reclame el cobro de la deuda y se establezca un plazo para el abono.

4. Anticípate

Lo mejor para tu empresa es que diseñes una estrategia de anticipación para la gestión de los clientes morosos. Realiza una clasificación basándote en datos reales y establece actuaciones para cada tipo de cliente. Esta estrategia te permitirá actuar más rápidamente y evitar que las deudas se demoren en el tiempo.

Designed by Freepik

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.